WWW.DIS.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Thesis, dissertations, books
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:   || 2 | 3 | 4 | 5 |

«Huerta Quintanilla, Rogelio Ventajas comparativas y política industrial en una economía abierta Investigación Económica, vol. LXVIII, núm. 269, ...»

-- [ Page 1 ] --

Investigación Económica

ISSN: 0185-1667

invecon@servidor.unam.mx

Facultad de Economía

México

Huerta Quintanilla, Rogelio

Ventajas comparativas y política industrial en una economía abierta

Investigación Económica, vol. LXVIII, núm. 269, julio-septiembre, 2009, pp. 113-141

Facultad de Economía

Distrito Federal, México

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=60111155004

Cómo citar el artículo

Número completo

Sistema de Información Científica

Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto investigación económica, vol. LXVIII, 269, julio-septiembre de 2009, pp. 113-141 Ventajas comparativas y política industrial en una economía abierta R������ H����� Q����������* I����������� ¿Podrá haber comercio cuando en una región, o en un país (A), se producen todos los bienes más económicamente que en el otro (B)? Si el comercio se rige por las diferencias absolutas de precios, éste sólo se mantendrá durante un plazo muy corto, mientras el país (B), el que tiene desventajas en todo, agota sus reservas de divisas, (suponiendo que no se modifican los precios a través del tipo de cambio). Lo anterior ocurre si son las ventajas absolutas en los precios las que determinan el comercio entre ambos países, pero si son las ventajas comparativas las que lo determinan, es posible que el intercambio se establezca a partir de las diferencias relativas de precios.

Si esto se da así, los países se especializarán en lo que mejor producen y su productividad promedio se incrementará. La especialización internacional y no el comercio por sí mismo, mejorará la productividad y por tanto la producción y el volumen de las mercancías comerciadas.

Manuscrito recibido en agosto de 2007; aceptado en abril de 2009.

* Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (FE-UNAM).

rhuerta@servidor.unam.mx. El autor agradece los valiosos comentarios y sugerencias de un predictaminador anónimo y las sugerencias de dos dictaminadores anónimos.

114 R������ H����� Q���������� Hay que considerar que la competencia entre las empresas es diferente a la competencia entre los países. La empresa que no es capaz de elevar su competitividad: misma calidad-menor precio, correrá el riesgo de ser expulsada del mercado, cerrará si persiste su desventaja en el mercado, pero no sucede lo mismo con los países. Los países no quiebran (Krugman 1992), los países buscan adecuarse al comercio mediante la especialización, pero como el comercio entre naciones lo efectúan las empresas, el problema es ¿cómo lograr que las empresas se rijan por el principio de las ventajas comparativas para especializar al país en lo que tiene ventaja si lo que conviene a ellas son los diferenciales de precios absolutos? Tenemos aquí un dilema entre los intereses y objetivos de las empresas (microeconomía) y los costos y beneficios sociales (macroeconomía). Desde nuestro punto de vista este dilema se resuelve mediante la política económica de los gobiernos.

¿Existe algún mecanismo para que las empresas que tienen ventajas de precios en áreas de menor diferencia relativa, cambien sus líneas de producción hacia aquellas donde ellas y por tanto el país tienen mayor ventaja relativa? Se entiende que las empresas no van a abandonar su producción y su mercado mientras mantengan esa ventaja absoluta que les reditúa ganancias y además tengan expectativas de aumentar su participación en el mercado a costa de sus competidores. ¿Existe una alternativa para que los países se especialicen en los productos en donde tienen ventajas comparativas? La respuesta a esta pregunta es importante, sobre todo, para los países con desventajas absolutas en todas las líneas de productos. Para orientar la especialización internacional de la producción manufacturera, la alternativa es la aplicación de una política económica, en particular una política industrial, que busque mayor participación en el mercado mundial.

Mediante una política dirigida por el gobierno, que se guía por la ventaja comparativa, será posible estimular o incentivar a las empresas a trasladarse a la producción de bienes con mayor ventaja comparativa; con este tipo de política gubernamental, las empresas orientarán sus recursos a dicha producción y el país se especializará en lo que sabe hacer mejor. Para un país que tiene desventajas absolutas en todos los bienes, una política económica orientada por las ventajas comparativas, ayudará a especializarlo en la producción de aquellos bienes en los que su desventaja sea menor.

V������� ������������ � �������� ���������� En la actualidad se ha comprobado que el patrón del comercio internacional que se ha entronizado, no responde a la especialización que suponen las ventajas comparativas. Al contrario, la participación de cada país en los flujos de comercio internacional responde a la diferencia absoluta en los costos, que a su vez es preponderantemente explicada por la “brecha tecnológica” que los separa. Esta idea es expresada de manera contundente por quienes han intentado hacer avanzar la teoría del comercio internacional en las últimas décadas cuestionando el paradigma clásico-neoclásico: “la composición internacional del comercio por país, dentro de cada sector, parece explicarse esencialmente por las brechas tecnológicas, mientras que los mecanismos de las ventajas comparativas parecen ser de menor importancia” (Dosi et al. 1993:25). Lo que estos autores desean subrayar es que las brechas tecnológicas, entendidas como “mecanismos de ajuste basados en el costo” son de fundamental importancia para explicar la contribución de cada país al comercio internacional y de que, por tanto, la configuración del actual patrón del comercio entre países no puede ser explicado, sino en una baja proporción, por las ventajas comparativas.





El contenido del presente artículo versa sobre por qué, a pesar de las críticas existentes a esta teoría, las ventajas comparativas siguen siendo una guía adecuada para orientar la política industrial de corto y largo plazo de un país subdesarrollado. Se sostiene que el comercio internacional que efectúan las empresas, guiadas por su rentabilidad privada, no necesariamente se corresponde con lo que le conviene a las naciones de acuerdo a su rentabilidad social o macroeconómica. En México no existe esta correspondencia (entre lo que conviene a la nación y lo que conviene a la empresa), por lo que se hace necesaria la intervención gubernamental para conseguir aumentar la eficiencia en el uso de los recursos productivos y la productividad de los mismos.

L�� �������� ������������:

�� ������� �������� � �� ������� ��������� Al tener su origen en los economistas clásicos (Adam Smith y David Ricardo), el principio de las ventajas comparativas está enraizado en una realidad 116 R������ H����� Q���������� económica en constante cambio y su andamiaje teórico se construye a partir de esa dinámica económica. Al ser formulado el principio de las ventajas comparativas, Ricardo hace referencia a Smith: “Siempre fue máxima constante de cualquier prudente padre de familia no hacer en casa lo que ha de costar más caro que comprarlo. El sastre, por esta razón, no hace zapatos para sí y para su familia, sino que los compra al zapatero; éste no cose sus vestidos sino que los encomienda al sastre; el labrador no hace en su casa ni lo uno ni lo otro, sino que emplea el dinero en dar que trabajar a aquellos dos operarios. Interesa a todos ellos emplear su industria por aquel camino que les proporciona más ventajas, comprando con una parte del producto de la propia, o con su precio que es lo mismo, lo que la industria de otro produce y ellos necesitan” (Smith 1985:192).

Tomando la idea anterior de Smith, Ricardo afirma: “Es este principio el que determina que el vino se produzca en Francia y Portugal, que los cereales se cultiven en América y en Polonia, y que Inglaterra produzca artículos de ferretería y otros” (Ricardo 1973:102). Para Ricardo, entonces, es la especialización productiva lo que determina la dirección del comercio entre las naciones, y la ventaja comparativa guía la especialización de los países. En realidad el principio de las ventajas comparativas entre naciones era para Ricardo lo mismo que las ventajas comparativas de la división del trabajo (de Smith), que se observa al interior de cada país. Al extenderlo al comercio internacional, se aprovechan las ventajas naturales y artificiales de cada nación. La especialización productiva internacional amplía el comercio y tiene el mismo efecto que el perfeccionamiento de la maquinaria: reduce el precio de los artículos. Es decir, si se amplía la división del trabajo, se especializa la producción que incrementa la productividad, se aumenta el producto, se baja su precio y se mejora el bienestar.

Es pertinente aclarar que la teoría de las ventajas comparativas tiene dos acepciones diferentes: una positiva y la otra normativa. Existe una gran diferencia entre quienes ven en el enfoque de las ventajas comparativas una teoría que da cuenta de los flujos de comercio y la proporción en que los países participan y participarán en el mercado mundial (esta es una teoría positiva) y quienes han utilizado el principio de la ventaja comparativa como V������� ������������ � �������� ���������� una guía para orientar la política nacional para mejorar el bienestar social.

Uno de los autores más reconocidos como constructor del actual edificio de las ventajas comparativas da cuenta de esta diferencia: Bertil Ohlin, en un apéndice que añade a una nueva edición de su obra clásica publicada en 1933,

cita a Viner y a Caves como abogados del enfoque del bienestar nacional:

Viner afirma, “[l]a teoría clásica del comercio internacional se formuló primordialmente en vistas a proporcionar una guía sobre cuestiones de

política nacional”; en el mismo sentido y citado por Ohlin, Caves sostiene:

“Viner está sin duda en lo cierto al afirmar que Ohlin no alcanzó a darse cuenta que la doctrina clásica del coste comparativo era un sistema de bienestar y no una teoría positiva concebida para explicar la especialización nacional” (Ohlin 1971:387).

En el presente trabajo se ha recuperado esa visión nacional, que es la apreciación normativa del principio de las ventajas comparativas. Esta es una postura diferente de la interpretación más comúnmente manejada que se refiere a la explicación de los determinantes del comercio internacional en la actualidad; esta última puede ser mejor sustentada en la búsqueda de las causas del comportamiento de las empresas, sobre todo en el análisis de la conducta de las empresas transnacionales o multinacionales, pues el poder de mercado de estas empresas influye de manera importante en la dirección y ganancias del comercio internacional.

Ejemplifiquemos con nuestro país. Si se piensa en un posible listado de precios de todas las mercancías manufacturadas en México, ordenadas de menor a mayor, y el mismo ejercicio se efectúa para Estados Unidos, se podrá realizar una comparación que muestre cuáles son los bienes en que México puede competir con ventaja sobre la producción estadounidense. Es decir, se pueden identificar los bienes de menor precio en México los cuales, se supone, son preferidos por los consumidores, o se venden más, pues son más competitivos en el mercado (nacional o extranjero).

En 1985, cuando el gobierno mexicano ya había empezado el proceso de apertura unilateral de la economía mexicana, pero el país no se incorporaba todavía a los lineamientos y normas del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), la industria manufacturera no tenía ventajas 118 R������ H����� Q���������� absolutas con respecto su producción similar en los Estados Unidos. Por esta razón quienes se oponían a esta reducción de la protección sostenían que la industria de México iba a ser barrida por la competencia externa.

¿En qué actividades productivas tenía México menores costos de producción con respecto a Estados Unidos en el año de 1985? La apreciación intuitiva llevaba a pensar que en ninguna, y si esto era así ¿cómo se pensaba que la producción manufacturera de México iba a poder competir con la de Estados Unidos? Evidentemente que si se guiara uno por la teoría de las ventajas absolutas, es decir de lo que actualmente se conoce como diferenciales de costos de producción absolutos o ventajas competitivas, la conclusión es que las manufacturas de México, en general, no tenían, ni actualmente tienen, nivel para competir con su similar de Estados Unidos.

Al comparar el nivel de productividades de los sectores manufactureros de México y Estados Unidos, Alejandro Dávila (1992) mostró que en 1985, en 180 ramas de este sector, la productividad de Estados Unidos era mayor que la de México. En 1985 “no existe una sola rama de actividad de la industria manufacturera mexicana que tenga un producto medio por empleado superior a su contraparte en Estados Unidos. Con un coeficiente de 0.98 la fundición y/o refinación de metales ferrosos, es la de mejor desempeño de productividad” (Dávila 1992:57). En la investigación referida, el coeficiente igual a uno significa una productividad idéntica en ambos países y superior a uno, mayor nivel de productividad en México.

Frente a este panorama era imposible pensar que los productos manufacturados en México podían ser exportados a Estados Unidos, por el contrario, quienes en esa época debatían sobre las consecuencias de la apertura de la economía mexicana sostenían que por esta diferencia de productividades una gran porción de la industria mexicana corría el peligro de desaparecer.



Pages:   || 2 | 3 | 4 | 5 |


Similar works:

«East Central Europe 40 (2013) 174–182 brill.com/eceu No Answer (for the Economic Dynamism and Civic Freedoms of post-WWII Western Europe) Stephen Kotkin Princeton University, USA Given the uncivil reception that Uncivil Society has received from the academic establishment, the worry expressed in this forum that my analysis might be assigned in classrooms or even “become definitive” could be seen as witty. The dominant civil-society and dissident-centric interpretation of 1989 strikes me...»

«Directorate-General for Informatics Publication of a vacancy notice for a Director in the Directorate Digital Business Solutions (DIGIT.B) (AD14) Brussels (Article 29 § 2 of the Staff Regulations) Official Journal C214 A of 15/06/2016 COM/2016/10368 We are The Directorate-General for Informatics (DIGIT) (http://ec.europa.eu/dgs/informatics/index_en.htm) of the European Commission is responsible for the management and co-ordination of information and telecommunication technology for the...»

«ing bank ing bank ING-DiBa Online Bank Über 8 Millionen zufriedene Kunden. Über 8 Millionen zufriedene Kunden. Vertrauen auch Sie der ING-DiBa. NN ING ING Biztosító Zrt: életbiztosítás, nyugdíj, befektetés, Az ING hazánkban ING Bank N.V. Magyarországi Fióktelepe ING Lease Hungary. Spoicí úet ING Konto ING Bank Spoicí úet ING Konto Nechte své úspory rst u odborník. ING Konto je spoicí úet s výhodným úrokem, bez poplatk a s penzi kdykoliv ING-DiBa Willkommen bei der...»

«LICENSING vs. FRANCHISING ( [Including How to Sell Licenses ] Learn how you can help solve the unemployment problem and be compensated for it! A White Paper and short discussion about greatly lowering the cost of business expansion through low cost licensing rather than paying the substantially higher expense of franchising. By Robert Townsend, Attorney At Law. Last Updated: November 15, 2011 Why Consider Licensing ?  Licensing vs. Franchising &Just a First Step. Licensing versus franchising...»

«SCOTIABANK VISA BUSINESS CARD Travel Insurance For Gold Cardholders FLIGHT DELAY, EMERGENCY PURCHASES, HOTEL/MOTEL BURGLARY AND LOST LUGGAGE INSURANCE PART 1 – FLIGHT DELAY PART 2 – DELAY OF CHECKED IN BAGGAGE PART 3 – HOTEL/MOTEL BURGLARY PART 4 LOST OR STOLEN LUGGAGE PART 5 EXCLUSIONS PART 6 GENERAL CONDITIONS AND PROVISIONS TRAVEL ACCIDENT INSURANCE CERTIFICATE COVERAGE A COVERAGE B COVERAGE C VISA AUTO RENTAL COLLISION/LOSS DAMAGE INSURANCE A. VISA COLLISION/LOSS DAMAGE INSURANCE AT A...»

«April 19, 2012 JOBS Act Facilitates IPOs and Eases Restrictions on Private Capital Formation in the United States On April 5, President Obama signed into law the Jumpstart Our Business Startups Act (the “JOBS Act”), implementing sweeping changes to the rules governing IPOs and private capital formation in the United States by domestic and foreign issuers. The JOBS Act substantially reduces the regulatory burdens on “emerging growth companies” (companies with less than $1 billion in...»

«Final Report December 2011 No. 12-04 NYSERDA’s Promise to New Yorkers: New Yorkers can count on NYSERDA for objective, reliable, energy-related solutions delivered by accessible,dedicated professionals. Our Mission: Advance innovative energy solutions in ways that improve New York’s economy and environment. Our Vision: Serve as a catalyst—advancing energy innovation and technology, transforming New York’s economy, and empowering people to choose clean and efficient energy as part of...»

«Cysondeb Y Pedair Efengyl When increasing creditors on our %, the artificial change plus they will understand is to call you so serious to all your restaurant services. Good advantage companies store with a prestige to plan out for your business. You gives by and your best calls to control only done like financial. Of Cysondeb y Pedair Efengyl the payment means heard always the genre benefit deserves also technical developed to the capital you would now pursue a contact turnover amazed Cysondeb...»

«A Dynamic Systems View of Economic and Political Theory Christian Fuchs and John Collier Christian Fuchs John Collier Vienna University of Technology Philosophy and Ethics christian@igw.tuwien.ac.at University of KwaZulu-Natal Durban 4001, South Africa collierj@ukzn.ac.za Abstract Economic logic impinges on contemporary political theory through both economic reductionism and economic methodology applied to political decision making (through game theory). We argue that the sort of models used...»

«The Valuation and Market Rationality of Internet Stock Prices Eli Ofek & Matthew Richardson* * Stern School of Business, New York University. We would like to thank participants at MIT, NYU and the NBER summer institute for helpful comments and suggestions. ABSTRACT This paper provides an analysis of some existing as well as new evidence of the relation between market prices and fundamentals in the internet sector over the period January 1998 to February 2000. Appealing to results across a...»

«Crisis del modelo neoliberal, hacia una planificación regional. Un aporte polanyiano Crisis of the Neoliberal Model; Towards Regional Planning a Polanyian Contribution Paula Valderrama Saud Máster en Filosofía y Economía. Doctoranda, Freie Universität Berlin, Alemania. Miembro de la Red de Investigadores de Latinoamericanos de Economía Social y Solidaria. temas Correo electrónico: paula.valderrama@fu-berlin.de Fecha de recepción: febrero 2013 Fecha de aceptación: octubre 2013 Resumen A...»

«Home Research Responses to Information Requests RESPONSES TO INFORMATION REQUESTS (RIRs) New Search | About RIRs | Help 12 July 2005 NGA100376.E Nigeria: Reformed Ogboni Fraternity (ROF) (April 2001-July 2005) Research Directorate, Immigration and Refugee Board, Ottawa The following information was provided in correspondence to the Research Directorate from the Olori Oluwo-the Head of the Reformed Ogboni Fraternity (ROF): The Reformed Ogboni Fraternity (Inc.) was instituted on 18 December 1914...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.dis.xlibx.info - Thesis, dissertations, books

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.