WWW.DIS.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Thesis, dissertations, books
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:   || 2 | 3 | 4 | 5 |   ...   | 6 |

«RESUMEN. El igualitarismo enfrenta ob- ABSTRACT. Egalitarianism faces objeciones en los tres planos de la filosofía jections on all three levels of ...»

-- [ Page 1 ] --

¿QUIÉN LE TEME A LA

IGUALDAD?1

Marcelo Alegre

Universidad de Buenos Aires– Sociedad Argentina de Análisis Filosófico

RESUMEN. El igualitarismo enfrenta ob- ABSTRACT. Egalitarianism faces objeciones en los tres planos de la filosofía jections on all three levels of moral

política y moral, (el de las virtudes, el de and political philosophy: virtues, conselas consecuencias, y el de los deberes). quences, and duties. The main criticisms Las pincipales críticas de que se ocupa analyzed here are the Leveling Down este trabajo son la de la la Nivelación Objection, the Freedom Objection and Hacia Abajo, la de las Libertades y la de the Envy Objection. I depart from other la Envidia. Mi perspectiva se distingue viewpoints in that I do not concede, de otras defensas igualitarias porque en as many egalitarians do, that equality lugar de reconocer y minimizar esos implies leveling down, or trumping on efectos, no admite que el igualitarismo liberty, or rationalizing envy (egalitarimplique nivelar para abajo, o vulnerar ians minimize those effects in different la libertad, o que sea una mera raciona- ways). A plausible reconstruction of the lización de la envidia, Una reconstruc- ideal of equality shows the mistakes of ción adecuada del ideal de la igualdad its critics.

nos permite identificar los errores de los críticos.

Agradezco a Carlos Véliz por ayudarme a traducir el tercer capítulo de mi disertación doctoral (NYU, 2003), parte del cual, con muchas modificaciones, integra este trabajo. Thomas Nagel, Ronald Dworkin y Carlos Rosenkrantz leyeron y comentaron varias veces versiones anteriores de este ensayo, así como Yochai Benkler, Mattias Kumm, y mis compañeros del programa doctoral en NYU. Agradezco a Roberto Gargarella, Marcelo Ferrante, Eduardo Rivera López y Horacio Spector por observaciones a un borrador que presenté en la Universidad Di Tella en 2003, parte del cual está integrado a la sección 5 y también a los asistentes al Coloquio “Derecho, Moral, y Política”, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, especialmente Raquel Asensio, Romina Faerman, Carolina Fairstein, Gustavo Maurino, Florencia Luna, y Carlos Starmanns. Sin embargo, nadie más que yo, claro, debe responder por los errores remanentes.

DOXA, Cuadernos de Filosofía del Derrecho, 27 (2004) ISSN: 0214-8676 pp. 181-210 Marcelo Alegre

1. Introducción E ste trabajo se ocupa de las principales objeciones sustantivas2 al igualitarismo. Las objeciones que describiré operan en los tres planos de la teoría moral: el plano de los deberes, a los que se refiere el enfoque deontológico, el de las consecuencias, en el que se centra el consecuencialismo, y el nivel del carácter personal, que es el foco de la ética de la virtud. Ellas son la objeción de la “nivelación hacia abajo”, la objeción “de la libertad”, y la objeción “de la envidia”. Estas objeciones pueden ser respondidas de diversas formas, y en particular la primera, lo ha sido siguiendo una estrategia de “doblar la apuesta”, aceptando que la igualdad implica nivelar hacia abajo (empeorando la situación de algunos sin mejorar la situación de nadie), pero negando que ello sea un defecto fatal del igualitarismo. Esa estrategia, a mi juicio, es equivocada. El tema dominante en mi argumento es que las críticas bajo examen se basan en una visión distorsionada del ideal de la igualdad. Por lo tanto, en vez de negar la premisa subyacente a las críticas al igualitarismo de que nivelar para abajo (o violar la libertad, o manifestar envidia) es algo moralmente cuestionable, pondré de relieve que la igualdad, como ideal, no requiere, y ni siquiera acepta, cursos de acción de nivelación hacia abajo, o que vulneren libertades, o que puedan entenderse como conductas envidiosas.

Esta es la estructura de mi exposición: En la sección 2 explico qué entenderé por igualitarismo y caracterizo las principales corrientes igualitarias de raíz liberal-democrática. En la sección 3 expongo las críticas que serán objeto de mi análisis y defiendo la necesidad de defender al igualitarismo en los tres niveles del discurso normativo que referí al comienzo. En la sección 4 trato la objeción de la “nivelación hacia abajo”. Luego de describir qué tipo de casos pueden ser genuinamente entendidos como casos de nivelación hacia abajo, sostengo que la igualdad no cae presa de esta objeción, para lo cual confronto varias afirmaciones de Larry Temkin y descalifico una supuesta versión de la igualdad, la igualdad “télica” por irrelevante en términos históricos e inaceptable moralmente. Esta sección termina con una especulación acerca de uno de los posibles motivos que podrían haber llevado a algunos a creer que la igualdad implica nivelar hacia abajo. En la sección 5, analizo la crítica según la cual el igualitarismo es incompatible con la libertad, la cual entenderé como el conjunto de derechos constitucionales de la democracia moderna. Luego de hacer notar el fracaso de la famosa

–  –  –

predicción de Hayek acerca de que los estados de bienestar desembocarían en estados totalitarios, me detengo en la que creo es una fuente genuina de tensiones entre la igualdad y la libertad. Me refiero al objetivo de neutralizar las diferencias en habilidades innatas de las personas en el ámbito económico. Tras mostrar la forma en que dos de las principales teorías igualitarias resuelven el problema, propongo un camino diferente: una conciliación del argumento de la “lotería natural” con la posibilidad de tolerar cierto rango de retribuciones diferenciales en base a los talentos. En la sección 6 respondo las objeciones al igualitarismo según las cuales la igualdad es meramente una racionalización de la envidia, y que las políticas igualitarias causan un crecimiento de las propensiones envidiosas. Sugiero que la primera de estas críticas es parasitaria de la de la nivelación hacia abajo y debe ser rechazada junto con ella. Respecto de la segunda, afirmo que se basa en el viejo malentendido según el cual la igualdad se reduce a uniformidad. En la sección 6 expongo las conclusiones, formulo una observación sobre la disputa monismo-pluralismo y solicito, finalmente, la absolución de mi defendida.





2. Un ideal bajo sospecha Por “igualitarismo” entenderé el haz de teorías de filosofía moral y política que comparten, en primer lugar, la creencia en la igualdad moral básica de las personas y en segundo lugar, la convicción de que dicha igualdad básica requiere una igualación (más o menos radical, según los casos) de las oportunidades, recursos, ventajas, y costos que las instituciones sociales asignan a los individuos. La primera creencia no es distintiva del igualitarismo, ya que es compartida por todas las concepciones filosóficopolíticas no discriminatorias y, consecuentemente, solamente es negada por las visiones racistas, sexistas y aristocráticas. Lo típicamente igualitario es la noción de que dicha igualdad básica requiere además de las protecciones habituales contra las prácticas discriminatorias por razones de raza, género, o proveniencia étnica, que las instituciones sociales se organicen y funcionen asignando a todos iguales posibilidades de acceso a las ventajas de la vida en común.

La conexión entre ambas creencias asume diversas formas, dependiendo de las diversas variantes de igualitarismo. Cabe mencionar al menos las siguientes dos variantes. Por un lado, hay quienes creen que la igualdad moral básica o fundamental entre los seres humanos requiere que se nos coloque en una posición de igualdad frente a las contingencias que afectan nuestro futuro, incluyendo contingencias en nuestro contexto familiar, nuestra carga genética, nuestras capacidades para atraer recursos en el mercado, etc. Diversos autores discrepan acerca de cuántas contingencias deben estar sujetas a esta política de igualación, y también discrepan respecto de si ciertos Marcelo Alegre factores que inciden en nuestro éxito en la vida, como el esfuerzo, deben ser tratados como parte de las circunstancias azarosas –y por consiguiente estar sujetos a neutralización– o como fluyendo de nuestras decisiones –y por lo tanto como factores que pueden producir desigualdades aceptables–. La equiparación de recursos, según esta visión, viene a evitar que las personas queden cautivas de la suerte en lugar de poder forjar sus propios destinos a través de sus decisiones voluntarias.

Una segunda variante igualitaria afirma, en cambio, que la igualación de recursos es requerida por aquella igualdad fundamental, pero por una razón distinta: aquella igualdad básica entre las personas se vería comprometida por el tipo de relaciones de subordinación, humillación, servidumbre, etc, que se generan en situaciones de desigualdad material. De acuerdo con esta concepción, pues, las desigualdades económicas deben limitarse con el propósito de que las personas no queden en las manos de otras, a quienes deben servir para subsistir, o frente a las cuales deben implorar por asistencia.3 En este punto, cabe observar dos coincidencias importantes entre estos enfoques. Ambos coinciden, primero, en asignar a la igualdad económica una importancia meramente instrumental. La igualdad en la posesión de recursos no es valorada en sí misma, como algo valioso per se. Antes bien, es necesaria para no vulnerar la igualdad moral básica o fundamental de las personas. La vulneración se produciría, según el primer grupo de igualitarios, si las instituciones replicaran o legitimaran la buena suerte de quienes nacen en cuna de oro, o con capacidades innatas de las que otros carecen, etc. Por lo tanto, las desigualdades resultantes una vez que estos factores son neutralizados, o una vez que las personas son provistas de iguales recursos para hacerles frente, no son moralmente problemáticas (salvo ciertos extremos, que suelen resolverse a través de consideraciones paternalistas, a fin de que, por ejemplo, el arriesgado amante de los deportes extremos que no Ronald Dworkin, Eric Rakowski, Philippe Van Parijs ejemplifican el primer modelo, el de la igualdad “de opciones”. Ver Ronald Dworkin, Sovereign Virtue, The Theory and Practice of Equality, Cambridge: Harvard University Press, 2000, en adelante “SV”, Eric Rakowski, Equal Justice, Clarendon: Oxford University Press, 1991, Philippe Van Parijs, Real Freedom For All. What (if Anything) Can Justify Capitalism, Oxford University Press, 1995. Elizabeth Anderson y Samuel Scheffler han defendido una visión “relacional” de la igualdad. Ver, Elizabeth Anderson, “What is the Point of Equality?”, Ethics, Vol. 109:2, January 1999, Samuel Scheffler, “What is Egalitarianism?”, Philosophy and Public Affairs 31, no.1, pp. 5-39. Rawls parece combinar ambas perspectivas. Ver, John Rawls, A Theory of Justice, Revised Edition, Cambridge: Harvard University Press, 1999. Por mi parte, he tratado de disolver las supuestas tensiones entre ambas posturas, enfatizando que la igualdad requiere mantener bajo control las disparidades económicas (aun las que la primer perspectiva observa con indiferencia, pero no solamente por las razones que preocupan a los partidarios de la igualdad relacional). “Egalitarian Rights and Constitutional Democracy”, disertación doctoral, noviembre de 2003 (New York University School of Law).

¿Quién le teme a la igualdad? 185 tomó precauciones ni contrató un seguro médico, reciba atención médica si sufre un accidente). Pero si alguien decide valorar más su ocio que los demás, esta perspectiva de la igualdad no requiere que se transfieran recursos a su favor, cuando, con el paso del tiempo, esta persona se vea con menos recursos a su disposición que los que disfrutan personas más laboriosas.

Según el segundo grupo de igualitarios, se vulneraría la igualdad moral de las personas si se permitiera que la distribución de recursos económicos (inclusive a través del mercado) produjera tal disparidad en la posesión de bienes que ciertas personas y grupos se vieran sometidos a relaciones y modos de vida indignos. Pero si las desigualdades materiales no redundaran en un deterioro de la calidad de las relaciones sociales, serían incuestionables desde esta concepción (por supuesto, esta desconexión entre desigualdades económicas y socio-políticas es, para la mayoría de los igualitarios, imposible en la práctica).

Una segunda coincidencia es que ambas perspectivas fusionan el ideal de la igualdad con el ideal de la autonomía. La primera perspectiva, la de la igualdad “de opciones” requiere que se igualen recursos y oportunidades para que pueda operar una autonomía genuina, no contaminada por factores azarosos y arbitrarios. La segunda perspectiva, la de la igualdad “relacional”, también concibe a la igualdad de recursos como un reaseguro para el imperio de la autonomía: debemos ser iguales materialmente para ser autónomos y no quedar, por el contrario, a merced de quienes tienen más recursos.

No pretendo que se tome a las corrientes igualitarias precedentes como las mejores, más razonables o más aceptadas. Existen otras variantes igualitarias, e incluso las que describí admiten combinaciones entre sí. Pero las que escogí tienen en común que constituyen un blanco válido para las objeciones al igualitarismo que voy a considerar. No son creaciones excéntricas que escapan a las críticas usuales a la igualdad al precio de la irrelevancia práctica. Por el contrario, cualquiera de estas variantes defiende el tipo de políticas que los adversarios de la igualdad cuestionan, políticas que como mínimo incluyen: alta progresividad impositiva, acciones afirmativas para compensar desigualdades estructurales y heredadas, limitaciones al derecho de propiedad, amplios programas de seguros social y médico, garantías de ingresos mínimos, y una fuerte presencia estatal en la enseñanza. Por cierto, mi respuesta a alguna de las críticas sí habrá de afirmar que éstas están dirigidas a una caricatura de la igualdad, o a una deformación de este ideal.

Pero así como creo que la descripción del igualitarismo subyacente a estas críticas no se ajusta a las versiones que he descripto, pienso que tampoco reconstruye de manera mínimamente aceptable el ideario de ningún movimiento político-social significativo.

Marcelo Alegre



Pages:   || 2 | 3 | 4 | 5 |   ...   | 6 |


Similar works:

«Protecting Communities and the Environment MPC Issue Paper #3 More Cyanide Uncertainties Lessons From the Baia Mare, Romania, Spill – Water Quality and Politics Robert Moran, Ph.D. Mineral Policy Center Contents Foreword 1 Introduction 4 Lessons of Baia Mare 5 References Cited 13 Mineral Policy Center (MPC) is a non-profit environmental organization dedicated to protecting communities and the environment from the impacts of irresponsible mining. The center's programs and activities include...»

«Overseas Development Institute Experiences and Policy Implications Edited by DirkWillemteVelde Overseas Development Institute Foreign Direct Investment; Income Inequality and Poverty Experiences and policy implications Edited by DirkWillemteVelde Acknowledgements This book is the result of a one-day conference 'Foreign Direct Investment, Income Inequality and Poverty, experiences and policy implications' held at ODI on 28 February 2003 (for more details see...»

«[start kap] Arctic Review on Law and Politics, vol. 4, 1/2013 pp. 21–41. ISSN 1891-6252 The «Colonial Clause» and Extraterritorial Application of Human Rights: The European Convention on Human Rights Article 56 and its Relationship to Article 1 Magne Frostad1 Magne Frostad, Dr. iuris, is Associate Professor at the Faculty of Law, University of Tromsø. E-mail: magne.frostad@uit.no Received April 2012, accepted September 2012 Abstract: Article 56 of the European Convention on Human Rights is...»

«Alina Malinowska Marie Curie-Sklodowska University in Lublin, Poland The institution of diplomatic asylum as the possibility of protecting human rights Abstract The institution of a diplomatic asylum is one of the issues of international law which divides European and Latin American lawyers. The first qualify the institution of asylum as a matter of violating the sovereignty of the host State, incompatible with the functions of a diplomatic mission. Others consider the asylum as the possibility...»

«INDIAN AFFAIRS MANUAL Part 10 Information Quality Chapter 1 General Overview Page 1 1.1 Purpose. This chapter provides a general overview of Indian Affairs (IA) policy and guidance for ensuring and maximizing the quality (including the objectivity, utility, and integrity) of information disseminated by IA.1.2 Scope. This policy applies to all functions under the authority of the Assistant Secretary Indian Affairs (AS-IA), including the Bureau of Indian Affairs (BIA) and the Bureau of Indian...»

«K84466_002.qxd 1/7/04 10:15 AM Page 35 From Mars and Venus Down to Earth: Understanding the Transatlantic Climate Divide Josh Busby and Alexander Ochs Abstract We examine the sources of the transatlantic climate divide between the US and Europe. First, we take up the proposition that differences in the material conditions of the US and Europe are responsible for the dustup over global warming. We argue that relative power positions do not determine a nation’s choice of broad climate policy...»

«EIoP: Text 1999-003: Abstract http://eiop.or.at/eiop/texte/1999-003a.htm Shifting paradigms: Reflecting Germany’ European policy s Michèle Knodt and Nicola Staeck European Integration online Papers (EIoP) Vol. 3 (1999) N° 3; http://eiop.or.at/eiop/texte/1999-003a.htm Date of publication in the : 4.3.1999 | Full text | Back to homepage | PDF | PS | | This paper's comments page | Send your comment! to this paper | Keywords EMU, Euro, Federalism, German Constitutional Court, ideas,...»

«Employment and Training Strategies to Reduce Family Poverty The Policy Institute for Family Impact Seminars F amily I mpact S eminar Employment and Training Strategies to Reduce Family Poverty Background Briefing Report by Theodora Ooms and Jennifer Weinreb and highlights of the Seminar held on February 3, 1993, at Room 902 Hart Senate Office Building, Washington, DC Panelists: Gordon Berlin Senior Vice President, Manpower Demonstration Research Corporation Donald Sykes...»

«Discourse and Materiality in Environmental Policy: the Case of German Federal Policy on Thermal Renovation of Existing Homes Raymond James Galvin BE(Hons); BD; MEd(Hons); MSc(Dist); NZCE; DipTchg; KDSDipl. Submitted for the degree of Doctor of Philosophy, University of East Anglia, School of Environmental Sciences January 2011 © This copy of the thesis has been supplied on condition that anyone who consults it is understood to recognise that its copyright rests with the author and that no...»

«Sector Operational Programme for Environment and Climate Action 2014-2020 The former Yugoslav Republic of Macedonia 4 November 2014 Sector Operational Programme for Environment and Climate Action 2014-2020 Table of Contents 1 Sector analysis 1.1 National policy and socio-economic context 1.2 Review of the state of environment in the former Yugoslav Republic of Macedonia 3 1.2.1 Water 1.2.2 Wastewater collection and treatment 1.2.3 Waste Management 1.2.4 Climate change 1.2.5 Legal framework 1.3...»

«February 9, 2015 Cecilia Muñoz, Director Domestic Policy Council The White House 1600 Pennsylvania Avenue, NW Washington, DC 20500 León Rodríguez, Director U.S. Citizenship and Immigration Services 20 Massachusetts Avenue, NW Washington, DC 20549 Dear Directors Munoz, Rodriguez and Members of the Task Force on New Americans: The Community College Consortium for Immigrant Education welcomes this opportunity to highlight several of its members’ promising practices and offer recommendations...»

«The impact of EU deregulation and marketisation policies on local government in EU member States: German local government and the provision of energy as a case in point Prof. Dr. Hellmut Wollmann Humboldt-Universitaet zu Berlin hellmut.wollmann@rz.hu-berlin.de Discussion paper presented to the International Symposium held on October 7-9, 2007 at the Research Centre of European Law at China University of Political Science and Law, Bejing to be published in: Research Centre of European Law/ China...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.dis.xlibx.info - Thesis, dissertations, books

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.